Cómo mejorar la calidad de la democracia y la credibilidad de las instituciones uno de los temas de la conferencia académica ofrecida por el Canciller Trujillo en Chile

9/11/2018
Cómo mejorar la calidad de la democracia y la credibilidad de las instituciones uno de los temas de la conferencia académica ofrecida por el Canciller Trujillo

 

Santiago de Chile (nov. 9/18). El Ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo, participó en el conversatorio sobre Colombia y la política latinoamericana, en el Centro de Estudios de Política Exterior y Relaciones Exteriores Internacionales Ceperi.

Juan Salazar Sparks, Director Ejecutivo de Ceperi; Juan Ignacio Brito, Decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de los Andes; y José Rodríguez Elizondo, analista internacional, hicieron parte del panel de invitados a esta charla.

Durante su intervención, el Canciller explicó que hay tres cosas que caracterizan la actual dinámica política en América Latina, y se deben tener en cuenta a futuro: “La crisis de confianza en la democracia liberal representativa, el cambio social resultante de la consolidación de la clase media, y el impacto de la corrupción en la integridad de las instituciones”.

Frente a la crisis de confianza en la democracia liberal representativa, el Ministro señaló que a pesar de algunos extravíos, América Latina ha tenido a lo largo de su historia una vocación y aspiración democrática, y que el constitucionalismo está en el origen mismo de nuestras .

A pesar del éxito de la tercera ola de democratización en la región, hace cuatro décadas, la democracia nunca puede darse por sentada.  Así lo muestra el caso de Venezuela: “País en el que impera hoy una dictadura, con graves consecuencias para los derechos y libertades de sus ciudadanos, y también, causa eficiente de la grave situación humanitaria que viven los venezolanos y de la crisis migratoria sin precedentes que afecta a toda la región”.

Para recuperar esa confianza en la democracia se deben introducir los ajustes institucionales que requiere su perfeccionamiento constante y su consolidación.  Hay que “devolverle a los ciudadanos la confianza en la política y en la administración de justicia”, instruyó el Canciller colombiano.

Otros de los puntos que indicó durante su intervención fue el crecimiento de la clase media.  Resaltó que la pobreza en América Latina se ha reducido en 18 puntos porcentuales desde 1990, y que en la inmensa mayoría de los países de la región hay un descenso del coeficiente de Gini en la última década.  Advirtió que "Actualmente solo hay dos países en América Latina donde la pobreza está aumentando: Belice y Venezuela.  En el resto de la región el crecimiento de la clase media genera tantos desafíos como oportunidades”.

El Canciller Trujillo explicó que el desafío que deben enfrentar los gobiernos latinoamericanos es asegurarle sostenibilidad y autonomía a la clase media, reducir su vulnerabilidad, es decir, el riesgo de que recaiga en la pobreza, y que para ello es necesario crear condiciones favorables al emprendimiento, que es motor de la generación de nueva riqueza.

Por último, subrayó que la corrupción es una de las principales amenazas a la estabilidad democrática y la integridad institucional de América Latina. “Hay que luchar decididamente contra la corrupción si se quiere preservar la democracia y la integridad de las instituciones.  Pero hay que tener mucho cuidado en la selección de la estrategia y en la definición de las herramientas para hacerlo”, manifestó el jefe de la diplomacia colombiana.   “Si los líderes democráticos no cambian las prácticas, serán los no-democráticos los que lo hagan, se perderán al mismo tiempo la batalla contra la corrupción y la batalla por la democracia”, afirmó el Ministro.

Se debe buscar una sinergia entre el Estado, la empresa privada y la ciudadanía para acabar con la corrupción, añadió.
Para finalizar, el Canciller Trujillo destacó los tres pilares del Gobierno del Presidente Iván Duque: Legalidad + Emprendimiento = Equidad, como la ecuación principal para que las personas vuelvan a creer en las virtudes republicanas, para que la clase media se consolide y se siga reduciendo la pobreza, y para hacer frente a la corrupción que afecta a tantos países en Latinoamérica.

font + font - contrast